Los nuevos mandan en el Bayern

los-nuevos-mandan-en-el-bayern

Los suplentes del Bayern de Múnich se impusieron sin apuros al modesto Düren de quinta división por 3-0 y se clasificaron para la segunda ronda de la Pokal. El técnico bávaro Hansi Flick decidió dar descanso a sus internacionales (excepto Süle) tras el reciente parón de selecciones y apostó por un once con muchas caras nuevas, entre otras las del meta Alexander Nübel y del ex jugador del Espanyol Marc Roca. Eso sí, el protagonista del choque en el Allianz Arena fue Eric Maxim Choupo-Moting, ex del PSG que desembarcó en Múnich para ser el recambio de Robert Lewandowski, pero puso a prueba por primera vez su poderío anotando un doblete y provocando un penalti.

Sufrió este Bayern poco habitual en los primeros compases del partido ante un Düren que saltó al césped del feudo muniqués con mucha ilusión y valentía. El ariete Brasnic, incluso, pudo poner por delante a los suyos en el primer minuto del encuentro, pero Nübel estuvo atento en su debut con la indumentaria del hexacampeón de Europa y atrapó el cabezazo. Poco a poco, tal y como era de esperar, los locales se hicieron con el esférico y asfixiaron a un Düren que, en el ecuador del primer tiempo, no pudo evitar el primero. Douglas Costa vio a Bouna Sarr en banda y Choupo-Moting materializó el centro del francés, redondeando una gran jugada de los tres últimos fichajes del Bayern. Poco después, el ex del PSG fue derribado en el área y Thomas Müller no perdonó.

Roca partió en el doble pivote junto a Javi Martínez, pero no dio demasiados destellos de la calidad que esconde en sus botas. El campeón de Europa con la Sub21 de España aún tiene que hacerse más al juego del Bayern, algo de lo que Flick ya había advertido de antemano. Lo que también se esperaba era que el estado físico del Düren, muy activo en la primera mitad, fuera pasándole factura en la segunda; y así fue. Los pupilos de Flick, que dio minutos también a canteranos como Dajaku y Sieb (salió lesionado), se hicieron con el control absoluto del partido y asediaron al conjunto dirigido por Giuseppe Brunetto, que fue diluyéndose poco a poco y terminó encajando el tercero, obra del inspirado Choupo-Moting.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: