Vuelta a España 2020: etapas, perfiles y recorrido

vuelta-a-espana-2020:-etapas,-perfiles-y-recorrido

La Vuelta a España pondrá el broche a una atípica temporada 2020 en la que el Tour se ha disputado en septiembre, el Giro en octubre… y en la que la ronda española finalizará en noviembre. Pese a reducir su recorrido inicial en tres etapas al no poder disputarse las jornadas iniciales en Países Bajos, la Vuelta mantiene gran parte de su recorrido previsto inicialmente y sobre el que competirán grandes figuras del pelotón como Primoz Roglic, Chris Froome o Alejandro Valverde, entre otros.

Etapa 1: Irún – Arrate-Eibar (173 km.), martes 20 de octubre

La Vuelta a España 2020 arrancará con un recorrido que recuerda mucho a las exigentes etapas de la Vuelta al País Vasco, repletas de puertos cortos pero duros. En esta primera etapa los ciclistas ascenderán en la segunda mitad de la etapa los puertps de Udana (3ª), Kanpazar (3ª) y Elgeta (3ª), antes de la subida final a Arrate, de primera categoría, que vestirá al primer maillot rojo de la Vuelta.

Etapa 2: Pamplona – Lekumberri (151,6 km.), miércoles 21 de octubre

Nueva jornada de media montaña con un tramo final que podría hacer diferencias. Las subidas a Guirguillano (3ª) y el Puerto de Urbasa (3ª) podrían faciltar escapadas antes de la subida final a San Miguel de Aralar, de primera categoría, que coronarán a 17 kilómetros de meta y desde donde los corredores afrontarán un rápido descenso a Lekunberri.

Etapa 3: Lodosa – La Laguna Negra-Vinuesa (166,1 km.) jueves 22 de octubre

Nueva llegada en alto en la tercera jornada de la Vuelta. En una jornada que no dará descanso los primeros valientes podrían buscar la fuga rumbo al Alto de Oncala (3ª) antes de rodar por un terreno pestoso que les llevará a Vinuesa, donde empezarán la subida final a la Laguna Negra, puerto de primera categoría que se estrenará en el recorrido de la Vuelta.

Etapa 4: Garray. Numancia – Ejea de los Caballeros (191,7 km.), viernes 23 de octubre

Etapa ideal para los esprinters ya que, pese a las zonas rugosas del inicio, el resto de la jornada es un terreno en su mayoría favorable o con pocas rampas. Los equipos de la general tampoco se pueden despistar ante la formación de posibles abanicos que podrían romper el pelotón antes de la llegada.

Etapa 5: Huesca – Sabiñánigo (184,4 km.), sábado 24 de octubre

Exigente jornada de media montaña antes de la llegada a los Pirineos en una etapa ideal para emboscadas, sobre todo en la segunda parte del recorrido. Las subidas al Alto de Vio (2ª), el Alto de Fanlo (3ª) y el Alto de Petralba (2ª), esta última a 18 kilómetros de meta, podrían romper la carrera antes de la llegada a Sabiñánigo.

Etapa 6: Biescas – Col du Tourmalet (136,6 km.), domingo 25 de octubre

Primera gran jornada de montaña en la Vuelta a España con la subida de tres colosos de los Pirineos y sin apenas kilómetros llanos. La subida al Alto de Portalet, de primera categoría, adentrará al pelotón en Francia, donde ascenderán al temido Col de l’Aubisque, de categoría Especial, y tras su bajada por la vertiente del Soulor, pondrán rumbo a la subida final al no menos temido Col de Tourmalet, uno de los grandes colosos del Tour que este año hará presencia en la Vuelta a España.

Etapa 7: Vitoria-Gasteiz – Villanueva de Valdegovia (159,7 km.), martes 27 de octubre

Tras la jornada de descanso en Vitoria, los ciclistas afrontarán una jornada de media montaña ideal para las fugas que incluye un doble paso por el Puerto de Orduña, de primera categoría con rampas de hasta el 14%. La última ascensión, situada a 19 kilómetros de meta podría animar a alguno de los favoritos de la general en busca de meter tiempo a sus rivales.

Etapa 8: Logroño – Alto de Moncalvillo (164 km.), miércoles 28 de octubre

Nueva jornada de montaña, en esta ocasión en La Rioja. El pelotón rodará por un terreno rugoso durante buena parte de la jornada antes de que la jornada se endurezca más al paso por el Puerto de la Rasa (2ª categoría). Tras una larga bajada los corredores tendrán algo de respiro antes de empezar la subida final al Alto de Moncalvillo, de primera categoría con tres kilómetros finales al 13-14%, que es otra de las cimas inéditas de la Vuelta 2020.

Etapa 9: B.M. Cid Campeador. Castrillo del Val – Aguilar de Campoo (157,7 km.) jueves 29 de octubre

Jornada prácticamente llana por los campos de Castilla en lo que se presenta la segunda gran ocasión de triunfo para los velocistas en esta Vuelta a España 2020 en el circuito final que los corredores deberán afrontar en Aguilar de Campoo.

Etapa 10: Llana – 185 km (viernes 30 de octubre)

Sobre el papel podría parecer un día ideal para los velocistas, pero nada más lejos de la realidad. El recorrido solo ofrece una dificultad montañosa, muy lejos de meta: Alto de San Cipriano (3ª categoría). El triunfo se disputará al esprint, pero sobre un pequeño repecho de menos de 2 km que cuenta con un promedio del 5%, ideal para corredores explosivos y con buena punta de velocidad.

Etapa 11: Montaña – 170 km (sábado 31 de octubre)

La clasificación general de la Vuelta 2020 comenzará a decidirse en esta etapa. Un día en el que los favoritos no pueden fallar si quieren mantener intactas sus aspiraciones de triunfo en la carrera. Se trata de una jornada de alta montaña compuesta por cinco puertos (uno de 3ª y cuatro de 1ª categoría) y un final en alto, la ya clásica ascensión a La Farrapona. Sólo los mejores escaladores estarán en disposición de conquistar su cima tras superar los 18 km que la componen, con rampas de hasta el 13% de desnivel.

Etapa 12: Montaña – 109 (domingo 1 de noviembre)

Sin respiro tras el durísimo esfuerzo del día anterior llega otro etapón de alta montaña, aunque de corta longitud. Eso sí, los puertos se suceden uno tras otro y apenas habrá descanso: dos de 3ª, uno de 1ª y el plato fuerte de Categoría Especial. Ese honor le corresponde al mítico Angliru, que destrozará el grupo de favoritos en mil pedazos en sus 12 km y rampas que superan el 20%. Sin duda, uno de los jueces de esta Vuelta.

Etapa 13: Contrarreloj individual – 33,7 km (martes 3 de noviembre)

Contrarreloj individual muy favorable a los grandes especialistas de la modalidad con respecto a los escaladores puros. De perfil prácticamente idéntico al que presentó la crono final del pasado Tour de Francia. Casi 32 km llanos con subida final al Mirador de Ézaro (1,5 km) que puede motivar un cambio de bicicleta para afrontar con mayor comodidad sus duras rampas.

Etapa 14: Media montaña – 204,7 km (miércoles 4 de noviembre)

Jornada de transición de cara a los primeros espadas de la clasificación general, con un terreno propicio para que una escapada fructifique y llegue hasta meta. Una de las etapas más largas de esta edición, por encima de 200 kilómetros con un perfil rompepiernas y tres puertos cortos y explosivos de 3ª categoría. Los corredores ofensivos y con buenas prestaciones en media montaña serán muy favoritos.

Etapa 15: Media montaña – 230,8 km (jueves 5 de noviembre)

Nos encontramos ante la etapa más larga de esta Vuelta: 230,8 km con salida en Mos y llegada en Puebla de Sanabria. Terreno muy quebrado y que ofrecerá poco respiro con hasta cinco puertos de 3ª. El último de ellos, Padornelo, puede decidir el ganador de la etapa, ya que quien corone en solitario tendrá terreno favorable por delante para mantener su ventaja. Un descenso y algo menos de 10 km llanos hasta meta.

Etapa 16: Media montaña – 162 km (viernes 6 de noviembre)

Llega el tramo final y decisivo de la carrera con la penúltima oportunidad de hacer diferencias en la general con una etapa de media montaña. El Portillo, puerto de 2ª, dejará muy reducido el grupo de favoritos por su longitud (casi 14 km) y el desgaste que ya llevan todos acumulados en las piernas. Los últimos ataques llegarán en El Robledo (1ª), puerto de rampas más exigentes aunque a 35 km de meta se antoja lejos para grandes hazañas.

Etapa 17: Montaña – 178,2 km (sábado 7 de noviembre)

El ganador de la Vuelta se decide en esta última etapa de alta montaña. En total, seis puertos (tres de 3ª, uno de 2ª, uno de 1ª y uno Especial) que castigarán las piernas de los corredores desde el kilómetro 40 de etapa. El juez definitivo será La Covatilla, con rampas que alcanzan hasta el 16% durante sus 12 kilómetros de durísima ascensión.

Etapa 18: Llana – 124,2 km (domingo 8 de noviembre)

Tradicional llegada a la capital de España para paseo triunfal de los corredores. La etapa partirá desde el Hipódromo de La Zarzuela y atraverá ocho localidades de la Comunidad antes de llegar a Madrid, cuyo triunfo se resolverá al esprint en el clásico circuito de la ciudad.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: