El Valencia, instalado en el caos

el-valencia,-instalado-en-el-caos

El Valencia vive es un estado de guerra, que se ha intensificado muchísimo en los últimos meses. La última polémica, protagonizada por Kondogbia criticando duramente a los rectores en las redes sociales, reflejan casi a la perfección el caos que se vive en la entidad desde hace unos meses. La situación, no obstante, es cada más peligrosa y aumenta la presión para que Peter Lim venda y se vaya lo más lejos posible.

Lejos queda ya, muy lejos, aquella noche inolvidable (para el valencianismo) y mágica del 25 de mayo en que el equipo del entonces entrenador Marcelino Toral se alzaba con la Copa del Rey tras derrotar al Barcelona. A partir de ese éxito deportivo que sigue muy presente en la mente de los aficionados che, la entidad ha iniciado una caída libre que puede tener graves consecuencias. En la sombra, sin duda, está la discutida gestión de Peter Lim, el propietario de la entidad.

Marcelino y, posteriormente, Mateu Alemany abandonaron el club ante la desesperación de futbolistas y, especialmente, de aficionados. Las diferencias con la gestión deportiva encendió una mecha que hoy en día está viviendo otros momentos complicados. El Valencia ha desmantelado la plantilla en el último mercado de transferencias; Javi Gracia está más fuera que dentro y la reacción de Kondogbia al no fichar por el Atlético saca a la luz pública, una vez más, el malestar que existe en la institución.

Crisis social e institucional

La situación del Valencia es, hablando del área social, tremendamente preocupante. A los actuales rectores, el equipo que Lim tiene al frente con Anil Murthy, le salva que la pandemia por coronavirus no permite la asistencia de público a los partidos porque, sin duda, sería noticia cada semana. Las protestas son evidentes en las redes sociales y también en la calle, pese a las medidas de seguridad marcadas por el Covid-19. Y la reacción de Murthy fue, por ejemplo, expulsar a las peñas del local que venían ocupando en los últimos 25 años en Mestalla. ¿La razón? que se habían atrevido a criticar la gestión. Democracia pura…

Otro frente abierto de la propiedad es con las instituciones locales por la construcción del nuevo estadio. Da la sensación, pese a las excusas que han puesto, que nunca tuvieron la intención de invertir en esa obra.

El Valencia tiene un propietario, pero es un propietario que no ha conseguido hacerse con el favor de la afición. Cada vez son más las voces que desean una venta del club para intentar reconstruir el Valencia.

La deportiva

La llegada de Javi Gracia al banquillo del equipo daba esperanzas a que se iniciaba un proyecto serio. La ilusión ha durado solo unas semanas. El desarrollo del mercado de transferencias ha confirmado los verdaderos planes de los dirigentes. Se han traspasado (¿malvendidos?) a los elementos más importantes del equipo: Ferran Torres, al City por 23 millones de euros; Rodrigo, 30 al Leeds; Coquelin, 6,5 al Villarreal; y Dani Parejo regalado al Villarreal. La salida del capitán gratis hizo mucho daño a la gente del Valencia.

Por contra, nada de inversión para reforzar el plantel. Javi Gracia, un entrenador muy serio, no dudó tras cerrarse el mercado en poner su cargo disponible. Quería irse, dejar el proyecto al sentirse decepcionado, solo le mantiene en el cargo que debería pagar la cláusula de salida… Eso y que en el vestuario, que se siente ‘huérfano’, le pidió que se quedará. Veremos cuando tiempo está en el cargo.

Es apagar un incendio, que ya arde otro. La reacción de Kondogbia en las redes sociales es, sencillamente, muy grave pero al mismo tiempo sumamente significativa. Un jugador con contrato no duda en señalar al presidente y acusarle de engañar. Engañar al entrenador y engañarle también a él. Es la fotografía perfecta del malestar existente el club.

Curiosamente, el arranque del equipo no puede catalogarse como malo ante todas estas circunstancias. El Valencia es el octavo clasificado, sumando 7 de los 15 puntos que ha disputado. El domingo viaja a Villarreal donde se encontrará con Parejo (la participación de Coqueñin no está clara al estar recuperándose de una lesión). Si el capitán le da la puntilla al equipo, los apagafuegos tendrán mucho trabajo…

Continuar Leyendo en Sport.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: