El Nápoles se olvida de las polémicas arrollando al Atalanta

el-napoles-se-olvida-de-las-polemicas-arrollando-al-atalanta

El Nápoles se dejó atrás dos semanas de polémicas con Serie A y Juventus y el miedo al Covid (Zielinski y Elmas siguen positivos) derrotando 4-1 a una Atalanta que venía de tres triunfos en tres jornadas, con 13 goles marcados. Un mensaje muy claro sobre la fuerza de los sureños, que con Gattuso llevan meses manteniendo un nivel a la misma altura de los grandes del Calcio.

Gasperini se presentó en el San Paolo pensando en el estreno de Champions con el Midtjylland, dejando fuera a Djimsiti, Freuler, Hateboer y Muriel. Arriba, con Gómez y Zapata, se volvió a ver Ilicic, en el verde por primera vez tras haber desaparecido desde el 11 de julio por razones personales.

El regreso del esloveno fue la única buena noticia de la tarde para los bergamaschi, arrollados desde los primeros minutos del choque. Gattuso volvió a utilizar un ofensivo 4-2-3-1, saliendo de inicio por primera vez con el mediocentro Bakayoko, nuevo fichaje, al lado de Fabián.

La delantera napolitana dio un recital que comenzó Lozano, totalmente transformado respecto al curso pasado. El mexicano abrió la lata empujando entre palos un centro de Di Lorenzo tras una gran jugada colectiva. Era el 23’, y cuatro minutos después el ex del PSV firmó el 2-0 con una rosca en el límite del área. Su crecimiento, sin embargo, va más allá de los goles: el ‘Chucky’ es cada vez más presente en el juego partenopeo, también a la hora de defender.

Antes del descanso el Nápoles remató la faena con un maravilloso zurdazo de Politano y con la primera diana de Osimhen, que coronó otra gran actuación batiendo a Sportiello desde fuera del área. El nigeriano (que costó alrededor de 60 millones) le ha cambiado totalmente la cara al ataque de ‘Ringhio’ con su constante movimiento en busca de la profundidad.

En la segunda mitad, los napolitanos bajaron el ritmo sin ensañarse con el rival, y la única señal de vida del Atalanta fue el gol del honor firmado por Lammers, otro talento nerazzurro que promete mucho. Gattuso, tras días de tensión, celebró la victoria su equipo, que sigue creciendo y ganó en los tres partidos diputados, con 12 goles realizados y solo uno encajado. Eso sí, en la clasificación solo le quedan 8 puntos debido al castigo del juez deportivo por no haber viajado a Turín hace dos semanas. Pero el final de aquel partido todavía está muy lejos.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: