El Old Firm, el derbi de Glasgow que va más alla del césped

el-old-firm,-el-derbi-de-glasgow-que-va-mas-alla-del-cesped

Católicos contra protestantes. Lealismo contra republicanismo. Unionistas contra irlandeses. La rivalidad entre el Celtic Glasgow y el Rangers va mucho más allá de los terrenos de juego: su trascendencia en la sociedad escocesa ha formado parte de la historia del reino británico desde hace más de 100 años. Sin el glamour ni los focos que rodean a los grandes clásicos del fútbol europeo, no cabe duda que el Old Firm es uno de los enfrentamientos más importantes de la historia del fútbol.

Celtic y Rangers volverán a verse las caras este sábado 17 de octubre por primera vez en 10 meses. Su último choque se produjo el 29 de diciembre de 2019 en un partido de la Copa escocesa (1-2 para el Rangers). Desde que ambos clubes existen, sólo una vez habían estado tanto tiempo sin enfrentarse, entre 2012 y 2016. En aquella ocasión se debió a la desaparición del Rangers Glasglow por una deuda de 25 millones de euros, que obligó al conjunto protestante a refundarse como Rangers FC y tardó cuatro años en ascender desde la Cuarta División escocesa a la Scottish Premier. Esta vez, el culpable de que haya pasado tanto tiempo sin que ambos se encuentren fue el COVID-19, que obligó a cancelar definitivamente la liga escocesa en mayo de este año. Este reencuentro supondrá el 421º Old Firm de la historia. Hasta el momento, la balanza está ligeramente inclinada hacia el Celtic, que ha vencido en el gran derbi de Glasgow 162 veces por las 159 de su rival. Las otras 99 veces el resultado fue de empate.

Cuando los hermanos Peter y Moisés McNeil, William McBeath y Peter Campbell fundaron el Rangers en 1872, el club nació sin connotaciones religiosas ni políticas y no fue hasta la aparición del Celtic, en 1887, cuando comenzó a adoptar el movimiento protestante. Quien sí se fundó con una ideología clara fue el Celtic, creado por el marista irlandés Andrew Kerins, conocido como el hermano Walfrid, en la parroquia católica St. Mary’s, en el barrio de Calton, con la intención y el objetivo de recolectar recursos para un comedor comunitario para los irlandeses llegados como inmigrantes católicos a Escocia. Rápidamente se convirtió en el equipo tradicional de los irlandeses, católicos y de izquierdas y por ello, el símbolo de su escudo es el Trébol de 4 hojas, símbolo cultural de Irlanda.

Durante los primeros años de existencia conjunta Celtic y Rangers no tenían la rivalidad por las que son mundialmente conocidos, más bien lo contrario. La prensa de finales del siglo XIX, hablaba incluso de amistad entre ambos clubes. El primer derbi se disputó el 28 de mayo de 1888 y fue tras la inesperada derrota del Rangers (5-2), que tenía 15 años más de vida, cuando los aficionados del Rangers empezaron virar su comportamiento hacia posturas contrarias al catolicismo y el republicanismo irlandés y poco a poco fue formando una masa se simpatizantes protestantes, unionistas partidarios del imperio británico y de la élite de la ciudad.

Aunque hay varias teorías sobre por qué se le llama al derbi de Glasgow el Old Firm, la más fiable es la surgió supuestamente a raíz de la final de la Copa de Escocia de 1909. En una época en la que no existía la prórroga ni los penaltis, los empates se resolvían con un segundo encuentro fechado pocos días después. La final terminó 2-2, lo que obligó a jugar un desempate en Hampden Park. Por entonces, la rivalidad entre ambos equipos ya era bastante fuerte tras 20 años de convivencia en la ciudad. Sin embargo, en aquella final de 1909 parece ser que la rivalidad quedaba más para los aficionados en la grada que para los jugadores sobre el césped: cuando quedaban 10 minutos para el final del segundo partido, con 1-1 en el marcador, los futbolistas de cada equipo empezaron a jugar de manera muy relajada, haciendo creer a los asistentes al estadio que estaban amañando el empate para jugar un tercer partido.

Las dos aficiones, indignadas, invadieron el campo y el partido se suspendió, quedando el título de Copa desierto, sin campeón. El periódico The Scottish Referee denominó el derbi escocés como ‘The old firm of Rangers-Celtic Ltd’ (Antigua empresa del Rangers-Celtic S.L.) por la sospecha de que los partidos estaban amañados para generar una nueva taquilla. Desde entonces se bautizó como ‘Old Firm’. Es decir, ambos clubes se beneficiaban económicamente de la rivalidad que se profesaban.

A día de hoy, ambos mantienen esa gran relación económica hasta el punto de que fuera del campo negocian todo de forma conjunta: los patrocinios, los derechos de televisión e, incluso, la petición de ingresar en la Premier inglesa. Han llegado incluso a compartir patrocinador en sus camisetas por el miedo de las empresas a identificarse con una hinchada y ganarse el sabotaje de la otra.

El duelo escocés ha generado tantos incidentes a lo largo de su historia que obligó a tomar severas medidas: se determinó que se jugaría en horario de mediodía (para evitar que los hinchas dispusieran de mucho tiempo para emborracharse) y se prohibió la venta de alcohol en todos los bares de Glasgow y en el estadio antes y durante el partido.

En las gradas de Celtic Park ondean banderas irlandesas, insignias del IRA y están hermanados con aficiones de izquierdas como la del St. Pauli alemán, el Livorno italiano y el Liverpool inglés, hasta el punto de tomar como propio el famoso himno ‘You’ll never walk alone’. Mientras que los hinchas del Rangers portan símbolos del Reino Unido, ‘The Union Yack’ está hermanada con el Chelsea de Londres. De este modo, cuando se juega ‘The Old Firm’, no se ve ninguna bandera escocesa en el estadio.

La rivalidad es tan agresiva e irrespetuosa que, por ejemplo, cuando el presidente de EE UU de origen irlandés John. F. Kennedy fue asesinado en 1963, en Ibrox Park, estadio del Rangers los ultras protestantes comenzaron a cantar durante el minuto de silencio “Ahora ahorquemos al Papa”.

Con tantos años de rivalidad, era lógico pensar que la historia ha dejado momentos para la tragedia. La mayor de ellas fue la que tuvo lugar en enero de 1971 en Ibrox Park. Después de que el Celtic se adelantara en los minutos finales gracias a un gol del legendario Jimmy Johnstone, Colin Stein empató para el Rangers en el 89’, lo que provocó una avalancha en la escalera número 13 del estadio que se llevó por delante la vida de 66 personas, entre ellos, bastantes niños. Para recordar la tragedia de 1971 se construyó en 2001 una estatua de John Greig, capitán de los Rangers en aquel partido, con una placa con los nombres de todos los fallecidos.En el 2011, ambos equipos realizaron un minuto de silencio por el 40º aniversario de la tragedia.

El otro gran drama tiene nombre propio: John Thompson. El 5 de septiembre de 1931, durante un Old Firm en el Ibrox Stadium, Thomson, un jovencísimo portero del conjunto católico, se lanzó a por una pelota dividida por la que también peleaba el jugador del Rangers Sam English. Según las crónicas, dicen que el silencio se hizo en el estadio y sólo se escuchó un crack en la cabeza del portero, que chocó con la rodilla de su rival, y el grito de una joven en la grada, prometida de Thompson, que había ido a ver a su pareja. Thomson fue sacado del campo en camilla con una fractura craneal y murió a las pocas horas en el Hospital Victoria con tan solo 22 años.

Resumir 133 años de rivalidad deportiva en un par de párrafos no es nada fácil. Por eso, para hablar de los éxitos deportivos habría que centrarse en una etapa dorada de cada uno de los clubes de Glasgow para focalizar sus mayores éxitos. En el caso del Celtic, claramente vivió sus mejores momentos en las décadas de los sesenta y los setenta. En esos años, los católicos lograron nueve títulos consecutivos (entre 1965 y 1974) y el mayor hito de un equipo escocés en la historia: ganar la Copa de Europa de 1967, siendo el primer equipo británico en conseguirlo. Tres años más tarde, en el 70, perderían el título en la final ante el Feyenoord.

Para el Rangers, la década de oro llegaría a finales de los 80. Entre 1988 y 1997 the Gers igualaron el récord de los célticos en la liga escocesa, ganando nueve títulos consecutivos. En cuanto a títulos internacionales, el conjunto protestante ganó la Recopa de Europa en 1972 y llegó a la final de la UEFA en el año 2008, que perdió ante el Zenit.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: