El Rayo se desangró a balón parado

el-rayo-se-desangro-a-balon-parado

El balón parado fue el origen de todos los males del Rayo en su visita al Carlos Belmonte. Los de Iraola encajaron sus dos goles en jugadas de estrategia, más concretamente en dos córners bastante similares. El primero de ellos (1-0) lo peinó Diamanka en el primer palo y remató Boyomo, libre de marca, en el segundo. Una fórmula que el Albacete repitió en el 2-0, aunque esta vez cambiaron los protagonistas y fue Eddy Silvestre quien cazó, de volea, una buena dejada de Zozulia de cabeza. Por lo que el Albacete terminó con la imbatibilidad de Dimitrievski, que había dejado la portería a cero durante 313 minutos.

El equipo vallecano ya es, por tanto, uno de los que más encaja a consecuencia de un saque de esquina, algo que también les sucede a Las Palmas, Málaga y Zaragoza. Todos ellos han recibido dos goles así. Sin embargo, no es la única jugada de estrategia que se le está atragantando a los franjirrojos esta temporada. Su otra asignatura pendiente son las faltas directas. Ningún otro conjunto de Segunda ha encajado dos. Una de ellas sirvió para que el Sabadell abriera el marcador —obra de Juan Hernández— y la siguiente jornada, también sucedió con Sielva, de la Ponferradina. Entonces, quien estaba bajo palos era el joven Morro.

«Al final hemos perdido el partido en el balón parado, era la única forma en la que nos estaban creando peligro. Los detalles te penalizan en Segunda. Estábamos manejando muy bien la defensa en el balón parado, pero hoy hemos pagado sobre todo esas dos segundas jugadas, en las que han estado más vivos que nosotros. Esas cosas te dan o te quitan puntos», argumentó Iraola, en la rueda de prensa posterior a la derrota contra los manchegos.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: