El ‘soccer’ busca hacer cantera en España al calor del Mundial 2026

el-‘soccer’-busca-hacer-cantera-en-espana-al-calor-del-mundial-2026

En 1992 la llegada de Bill Clinton a la Casa Blanca supuso un antes y un después en la historia del ‘soccer’ de Estados Unidos, como se conoce allí al fútbol. El presidente demócrata, a dos años del Mundial que se celebró por primera vez en territorio estadounidense, se volcó en el deporte rey para conectar con la población latina y, de paso, impulsar una práctica despeñada en el amateurismo. La fórmula funcionó y el fútbol vivió un boom que ha ido desinflándose poco a poco… hasta ahora.

Casi 28 años después de aquello, el ciclo se repite de manera muy similar. Un nuevo presidente demócrata (Biden) sustituye a un republicano (Trump) a las puertas de un nuevo Mundial de fútbol con sede en Norteamérica, aunque esta vez repartido en tres países. EEUU, México y Canadá organizarán el evento en 2026. Muchas similitudes que el ‘soccer’ espera que sirvan para repetir la eclosión de los 90 en un proceso que, en parte, ya se está produciendo.

Primero, en el fútbol profesional. Desde la elección de la sede del Mundial, en 2018, la Major League Soccer (MLS) se ha reforzado Organizativamente y ha impulsado el fichaje de estrellas. La propia Federación Estadounidense de Fútbol se ha esforzado en incorporar a sus filas a chavales extranjeros con raíces americanas para jugar en su selección, como es el caso de Sergiño Dest, defensa del FC Barcelona.

EXPORTANDO TALENTO DESDE ESPAÑA

Esta búsqueda de talento extranjero también salpica la base del ‘soccer’ y llega hasta España. En EEUU, la principal cantera futbolística son sus centros educativos, universidades y, sobre todo High Schools (institutos) donde se forman jugadores que posteriormente nutren las franquicias de la MLS. En los últimos meses la efervescencia por el ‘soccer’ en estos High Schools ha crecido al calor del Mundial 2026, lo que ha impulsado a muchos centros a reforzar sus programas de becas para ‘fichar’ talento en los países con mayor tradición futbolística, como España. Así mejoran su cantera y, de paso, el nivel futbolístico del país.

La inversión, en algunos casos, no tiene precedentes. Lo demuestra el programa especial ‘DPF Pro’ que han puesto en marcha diez Boarding Schools privadas (institutos con residencia propia) dispuestas a ofrecer ayudas para que futbolistas españoles (chicos y chicas) de entre 14 y 17 años estudien gratis en sus institutos a cambio sólo de fichar por sus secciones de fútbol. Apenas piden dos requisitos: una nota de 7 o más en inglés y (obvio) que sean buenos jugando. No hay más requisitos geográficos, económicos o de nacionalidad. El premio es suculento y el plazo, limitado: las inscripciones terminarán el 31 de diciembre.

“Llevamos mucho tiempo gestionando becas para que chavales españoles estudien en EEUU, pero jamás habíamos visto algo así. Estamos hablando de unos 65.000 euros por chico, sin contar la residencia privada, que también va incluida. Es una beca mucho mayor que cualquier otra ayuda que haya habido antes en España y demuestra hasta qué punto los High School están interesados en el talento español”, cuenta José Manuel Díaz, el director de Deaquíparafuera, la organización española seleccionada por estos centros educativos para gestionar estas ayudas.

LA CANTERA DE LA IGUALDAD EN ESTADOS UNIDOS

“El interés por captar talento español ha ido creciendo en los últimos meses y al contrario de lo que se piensa por la pandemia, ahora sí que se puede estudiar en EEUU y jugar al fútbol allí. Es alucinante las medidas de seguridad sanitarias a la que someten a los chicos”, continúa Díaz, que además destaca la paridad de este impulso. “Allí la igualdad del fútbol entre chicos y chicas es total. Por eso estas dos becas totales se van a conceder a niños y niñas. Su sexo da igual. Lo que importa es que sean buenos y ayuden a elevar el listón”, insiste.

La demanda por talento extranjero es tan alta en EEUU que, añade Díaz, los candidatos que no logren la beca total, tendrán como premio becas de cuantía menor, pero para acceder a los mismos servicios. Es una prueba de la trascendencia que dan a la formación de sus categorías inferiores, más ahora que el Mundial de 2026 se acerca. “En los últimos años habremos mandado a varios centenares de chicos a EEUU y la demanda, lejos de bajar, ha crecido. El fútbol español sigue de moda en estos high Schools y para muchos chicos es una oportunidad única”, termina de explicar Díaz, sabedor de que el Mundial 2026 cambiará el soccer en EEUU. Como pasó en los 90 con Bill Clinton y el Mundial del 94.

Continuar Leyendo en Sport.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: