El sueño americano de Yunus

el-sueno-americano-de-yunus

A Yunus Musah le están pasando cosas buenas en este 2020. A sus 17 años ha debutado en Primera División con el Valencia, convirtiéndose en uno de los fijos de Javi Gracia en las alineaciones (ha jugado en ocho de las nueve jornadas; en siete como titular), y también lo ha hecho con la Selección Absoluta de Estados Unidos. Yunus se estrenó este jueves (y de titular) en el amistoso contra Gales, dando así el primer paso para elegir ser internacional con el país americano y no con Inglaterra, combinado en el que ha militado hasta categoría Sub’18.

Yunus Musah tiene una historia tan peculiar como explosiva está siendo su irrupción en el Valencia. Yunus, de origen ghanés, nació en Nueva York de casualidad. Nunca ha vivido en Estados Unidos. Yunus, el pequeño de tres hermanos, vino al mundo durante una visita de sus padres a unos familiares que residen en la Gran Manzana y a los que van a ver con relativa frecuencia. Pero Yunus se crio en Italia y se afianzó como futbolista en Inglaterra, país al que llegó con diez años para incorporarse a la Academia del Arsenal.

Yunus, que tiene pasaporte británico (se ha convertido en el primer futbolista del Reino Unido en debutar con el Valencia), fue quemando etapas en las categorías inferiores de Inglaterra hasta que decidió aceptar la propuesta de Pablo Longoria para probar fortuna en España. En concreto en el Valencia. Y fue precisamente tras su llegada a Paterna cuando comenzó a gestarse la llamada de Estados Unidos.

Nico Estévez se cruza en su camino… y en el de Inglaterra

La historia personal y deportiva de Yunus corría en el tiempo en paralelo a la de Nico Estévez, un joven entrenador valenciano, que llegó a dirigir de manera transitoria al Valencia cuando llegó Pizzi tras la destitución de Djukic, y que actualmente es el ayudante de Gregg Berhalter en la Selección de Estados Unidos. Nico Estévez se fue en 2014 «a hacer las Américas». El Columbus le fichó como director de su Academia. Precisamente allí trabajaba Gregg Berhalter, con quien sentó las bases de una «estructura de cantera acorde a clubes europeos» y que le llamó para ser uno de sus asistentes en el primer equipo.

Estados Unidos reclutó como seleccionador a Berhalter en 2019 y con él se fue Nico Estévez. Casualmente el mismo año en el que Yunus Musah llegó al Valencia. ¿Cómo se cruzan las dos historias? «Yo soy de Valencia y un amigo, Rubén Mora -que fue entrenador de la escuela del Valencia-, me avisó que habían fichado a un chico muy bueno del Arsenal que había nacido en Estados Unidos», comenta Estévez. «A partir de ahí me puse a investigar, le vi en partidos de la Youth League con el Valencia y le pasé vídeos a Berhalter», recuerda antes de enfatizar: «No dudamos en que había que tratar de convencerle de jugar con Estados Unidos». Dicho y hecho.

Nico Estévez se puso en contacto con Yunus Musah, sus padres y su hermano Abdul a finales de 2019. «Hablamos del proyecto y le noté receptivo porque tiene un vínculo estrecho con su familia de Nueva York, pero no quisimos forzarle a nada, solo comentarle la opción y que la estudiase; la pandemia nos dejó sin competir y no volvimos a hablar hasta este verano, cuando le vi jugar en pretemporada y volví a proponerle acudir a una convocatoria; aceptó y aquí está», señala.

De momento Yunus Musah está testando qué decisión tomar. Estados Unidos no disputará partidos oficiales hasta 2021 y será entonces cuando el valencianista tenga que decidir si renuncia definitivamente a Inglaterra para enrolarse de por vida con los americanos. El proyecto que le presenta Berhalter y Estévez es tentador; del que forman parte, entre otros, Pulisic (Chelsea), Giovanni Reyna (Borussia), Timoty Weah (Lille) o Dest (Barcelona). Precisamente Dest tomó en octubre la decisión que aún tiene que confirmar Yunus: jurar amor eterno a Estados Unidos.

El combinado americano está confeccionando un equipo de jóvenes con talento (en esta convocatoria hay 14 jugadores menores de 20 años) y tiene retos por delante en los próximos dos años: «Disputaremos las semifinales de la Concacaf Nations League contra Honduras y esperamos que también la final; tenemos los Juegos Olímpicos de Tokio y la fase de clasificación para el Mundial de Qatar; estamos dando los pasos para ser en el fútbol lo que siempre quiere ser Estados Unidos: un referente mundial», enfatiza Nico Estévez. Y para ello cuentan con Yunus Musah, un chaval al que la vida le está cambiando en este atípico 2020.

 

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: