Formento, un español en la esquina de Brook ante Crawford

formento,-un-espanol-en-la-esquina-de-brook-ante-crawford

Top Rank fue la primera promotora que retomó la actividad tras la pandemia. Por la burbuja que ha creado en el MGM de Las Vegas van pasando, poco a poco, todos sus grandes nombres. El próximo es Terence Crawford (36-0, 27 KO). El campeón mundial WBO del peso welter busca ser el número uno libra por libra y para ello se enfrenta a Kell Brook (39-2, 27 KO). El inglés, de 34 años, sabe que puede estar ante su último tren. Tras perder, y ser lesionado de gravedad, ante Golovkin y Spence, se mide a Crawford para comprobar si sigue estando para los grandes combates.

Para esta cita ha querido contar con uno de los entrenadores españoles más solicitados, Carlos Formento. El grancanario llega a su esquina para esta pelea. Un movimiento que fue sencillo. «Él me llamó y me pidió que le entrase para este combate. Hice las maletas y me fui a Fuerteventura. Tiene una casa allí donde le gusta hacer las preparaciones y desde que llegué comenzamos el campamento, el cual trasladamos a Las Vegas hace un par de semanas», revela el español en el podcast ‘Boxeo a la Carrera‘.

El acuerdo fue sencillo, y es que para Formento es una gran oportunidad. «Estar en una esquina para disputar un Mundial en el MGM de Las Vegas es el resultados de muchos años de trabajo, perseverancia y constancia. El trabajo es lo que te posiciona. No hay ningún entrenador invicto. Aunque vengan mal dadas hay que seguir, después vendrán las cosas mejor. El trabajo siempre se premia y te posiciona en lugares tan mágicos como este«, añade. Obviamente, el preparador español está convencido del triunfo de su pupilo, aunque «la manera de ganarle a Crawford se le guarda para después de la pelea».

Aunque llegue por detrás en las apuestas, Brook tiene un gran bagaje. Es cuatro veces campeón mundial, la primera de ellas derrotando a Porter en Estados Unidos. «Llevaba muchos años siguiéndole, pero ahora al verlo de cerca destacaría que es un superatleta. Es increíble ver al punto que puede llegar un ser humano con la motivación que tiene él ahora mismo. Todos le conocen: es talentoso, con estilo propio, dominador, con buen manejo de la distancia y tiene una gran pegada. Él vive en 80 kilos, pero baja para la pelea y recupera mucho. Esos kilos y su pegada hacen que pueda cambiar todo en un segundo«, avisa Formento.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: