La plantilla del «spanish» Dinamo de Bucarest no cobra y se plantea no jugar

la-plantilla-del-«spanish»-dinamo-de-bucarest-no-cobra-y-se-plantea-no-jugar

El pasado 13 de agosto, el granadino Pablo Cortacero, representante en España de la empresa Benel International, asumió oficialmente la dirección del Dinamo de Bucarest. La nueva directiva prometió desde el primer momento una inversión de 10 millones de euros para esta primera temporada. De su mano llegaron 14 fichajes, así como un staff y servicios médicos nuevos. Entre esos refuerzos están los españoles Borja Valle, Isma López, Tomás Mejías, Juan Cámara, René, Aleix García

El proyecto ilusionante y ambicioso que anunció el nuevo presidente ha resultado ser todo lo contrario. La mayoría de jugadores (algunos llegaron en septiembre), técnicos y empleados del primer equipo llevan tres meses sin cobrar y su paciencia se empieza a agotar. A los jugadores que ya estaban en el club se les pagó un mes y medio para que no quedaran libres y, en este caso, el que menos deuda acumula son dos meses. La situación general del club no es mejor. Hay empleados y técnicos de la cantera que llegan a los cinco meses sin cobrar.

Esta complicada situación y las mentiras continuadas y rocambolescas que les da el club para justificar los impagos han provocado que la plantilla del primer equipo valore tomar medidas. La más contundente, dejar de competir.

La mala situación económica del club se traduce también en una nefasta situación deportiva, derivada no solo de los impagos, sino también de unas condiciones de entrenamiento precarias y de problemas generados por la falta de recursos económicos necesarios para gestionar un club profesional. El Dinamo de Bucarest, uno de los históricos clubes de Rumanía, lleva cinco derrotas consecutivas y sólo ha ganado uno de los siete encuentros de liga que ha disputado.

El técnico Cosmin Contra es la persona que trata de mantener la calma entre sus jugadores, a pesar de todas la dificultades que encuentra para motivar a unos futbolistas que no cobran. Precisamente, él ha sido el primero en comentar ante la prensa rumana la delicada situación que está viviendo la plantilla. As ha querido conocer las impresiones de varios perjudicados, pero por recomendación de sus abogados, en estos momentos, han preferido no dar muchos detalles y se limitan a decir: «Nos engañaron. Esto es un esperpento. Si no se soluciona ya, tendremos que tomar medidas legales».

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: