Harden quiere irse ya de Houston: «No creo que se pueda arreglar»

harden-quiere-irse-ya-de-houston:-«no-creo-que-se-pueda-arreglar»

Vuelve a sonar fuerte el traspaso de James Harden en la NBA. Y no por informaciones periodísticas, sino porque fue él mismo el que mostró su malestar por el estado de su todavía equipo en estos momentos y realizó una declaración de intenciones velada: quiere salir ya de Houston. El jugador lo dejó muy claro en la rueda de prensa posterior al encuentro que los suyos perdieron ante los Lakers la pasada noche. Sus palabras fueron un jarro de agua fría para las aspiraciones de los Rockets, que confiaban en meterle en la dinámica de la nueva plantilla conforme avanzaran las semanas y que sus ansias de cambio se vieran cercenadas. «No somos lo suficientemente buenos. Yo adoro esta ciudad y literalmente hago todo lo que puedo, pero esta situación es una locura y no creo que se pueda arreglar», dijo para seguidamente añadir «gracias» y abandonar el lugar escogido del Toyota Center en el que se realizan las conexiones con los periodistas para dar explicaciones. 

Lo que subyace de esta escueta frase es lo siguiente: simplemente hacer público lo que ya se sabía, que quiere marcharse, pero además que quiere hacerlo ya porque no ve un progreso en el juego de los Rockets. Harden no puede pedir explícitamente el traspaso y gritarlo a los cuatro vientos porque, según las normas de la NBA, sería sancionado por ello con una cuantiosa multa. Ya ha ocurrido en el pasado reciente con otros jugadores como Dedmon, Bledsoe o Anthony Davis. Pero es lo que Harden quiere y es una forma de que quede muy claro. 

John Wall fue inmediatamente después a hablar con los periodistas, fue preguntado por estas palabras y respondió de manera contundente a su compañero: «Cuando tienes a ciertas personas que no van con todo es difícil hacer algo bueno o algo especial con un equipo de baloncesto. Vamos, hombre: ¿quieres que salte todo por los aires después de sólo nueve partidos? Todavía hay mucho baloncesto por jugar»

Harden vuelve a ponerse en la situación anterior a la temporada, cuando pidió a los gerentes de los Rockets (un dueño que no tiene claro si quiere vender la franquicia pese a tenerla desde hace tres años y un mánager general recién ascendido tras el despido del anterior) que le buscaran otro equipo. No hubo acuerdo antes de que empezara la 2020/21 y Harden empezó a actuar de forma poco profesional, ya no sólo porque llegara en baja forma sino porque su comunicación con Stephen Silas (también nuevo, en su caso como entrenador) fue escasísima y porque tuvo que cumplir con los protocolos anti-COVID después de que se fuera de fiesta a otra ciudad cuando tendría que haber estado entrenando.

No es que sea inminente un acuerdo, como advierte Adrian Wojnarowski (ESPN), porque es difícil colocar a Harden por lo que piden los Rockets por él y por la lista de preferencias que ha dado él. Los Nets, los Sixers y los Heat parecen ser los más interesados en hacerse con sus servicios. Según Tim MacMahon (ESPN), se mantienen negociaciones con unas seis franquicias y se pide opinión a Harden al respecto.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: