Conte, Eriksen y un ‘sorpasso’

conte,-eriksen-y-un-‘sorpasso’

Y 13 meses después, Christian Eriksen y Antonio Conte se entienden. El danés, llegado como ganga en enero de 2020 como uno de los mejores centrocampistas del continente, no había logrado hablar el mismo idioma futbolístico de su entrenador. Por ello, su salida parecía un hecho hace apenas un mes. Sin embargo, todo ha cambiado. Una fantástica falta contra el Milan que clasificaba al Inter para semifinales de Coppa (donde perdieron recientemente ante la Juve) parece haber servido como trampolín. Desde entonces, titular en tres de los cinco partidos siguientes, cuando venía de jugar 20 minutos en los ocho partidos anteriores de la Serie A.

«Aplaudo a todos, incluido Christian, que empieza a entender lo que queremos de él», exclamaba exultante Conte, tras vencer a la Lazio (3-1) y colocarse en la cima de la clasificación. Un partido en el que los neroazurri rindieron a gran nivel, pero que comenzó a tomar la ruta correcta cuando el danés habilitó a Lukaku para que este cediese a Lautaro, que provocaría el penalti del 1-0 que el propio belga convertiría. «Su actuación fue excelente, es el camino correcto», enaltecía de nuevo al de Middlefart.

Conte explicaba el proceso vivido por el ex del Tottenham. «Tuvo algunos problemas de aclimatación, no es fácil entender un fútbol tan táctico como el italiano, la intensidad es superior a la de años anteriores. Estamos intentando probar cosas diferentes y creo que jugó un partido muy aseado en ambas fases (ofensiva y defensiva). Tiene una pierna más rabiosa y eso representa un arma extra para nosotros. Y yo, estoy tranquilo», desgranaba el italiano, demostrando públicamente eso que se intuía con el aumento de minutos: Eriksen ha cambiado de paradigma.

‘Sorpasso’ a Vidal

El escenario ha cambiado y lo ha hecho en ausencia de uno de los protegidos de Conte, Arturo Vidal. El centrocampista chileno, llegado como petición expresa del entrenador desde el Barça, no está logrando la regularidad deseada por culpa de los problemas físicos. «Hace tiempo que tiene molestias», dijo Conte antes del choque ante el Lazio, además de poner en duda su presencia en el derby della Madoninna de este domingo. Los vaivenes físicos y de rendimiento, además de la situación económica del Inter, ya hacen que la prensa italiana ponga el foco sobre el de San Joaquín.

Ante el Milan se jugarán el liderato, pues sacan a los de Pioli un solo punto, y todo apunta que Christian Eriksen, denostado hace poco, desempeñará un papel fundamental en la sala de máquinas interista, junto a Brozovic y Barella, intocables. Las características del danés poco tienen que ver con las del chileno, pero eso puede jugar a su favor para confirmar el sorpasso, como se especula en Italia, si mantiene el nivel mostrado en los últimos encuentros, en los que ha encandilado a su técnico.

Perisic, un descarte indiscutible

Y no es Eriksen el único jugador cuya situación ha dado un volantazo. Ivan Perisic, otrora en la lista de transferibles del equipo después de la debacle europea por la eliminación de la Champions, es el otro gran triunfador para Conte del partido ante la Lazio. El croata, si bien con muchos más minutos que el danés, estaba en el disparadero en diciembre, pero ahora se ha convertido en la réplica perfecta de Achraf en el otro costado. Si el marroquí ha hecho suyo el carril derecho, el izquierdo es la autopista del de Split.

«El tiempo nos ha dado la razón. Hablamos de un extremo ofensivo, pero está logrando garantizar las coberturas. Tiene un potencial que ni él mismo conoce. Atrás estuvo muy bien, no cometió ningún error y estoy muy contento. Al volver a Milán (estuvo cedido en el Bayern el curso pasado) se cuestionó a sí mismo, pero si hay calidad, hay recompensa posible«, aplaudía Conte, a la par de que le colocaba en un escalón similar que el otro protagonista de estas líneas. «Ivan está creciendo, como Eriksen. Y con ello, crecen las opciones, que antes eran más limitadas», concluyó el técnico.

Nadie dudaba de la calidad de Eriksen y Perisic, pero el encaje en el esquema neroazzurro sí que arrojaba interrogantes. El primero, centrocampista técnico y virtuoso, adolecía de la brega que los equipos de Conte necesitan en la sala de máquinas. Pero en ausencia de Vidal, parece haber aprendido la lección. El segundo, extremo, se ha reconvertido a lateral de larguísimo recorrido, puesto que su posición natural no tiene cabida en el ideario de su entrenador. Dos veteranos recuperados para la causa a tiempo de luchar por la Serie A. Por algo estaba Conte tan exultante tras el último triunfo.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: