La inteligencia artificial de Pochettino frente al Barça

la-inteligencia-artificial-de-pochettino-frente-al-barca

«Se dicen muchas cosas sobre Ney, pero su lesión es fortuita. Ahora que he podido conocerlo sé que es un gran profesional, que trabaja con humilidad y con compromiso hacia el club«. Más allá de la típica exculpa pública de un entrenador hacia su jugador, la defensa de Mauricio Pochettino sobre las críticas hacia el modo de vida de Neymar Júnior tras romperse el aductor encierran un nuevo paradigma. El de la inteligencia artificial. La misma que el actual técnico del Paris Saint Germain tiene a su disposición para medirse en los octavos de la Champions con el Barcelona. Y el laboratorio no se ubica en la capital francesa, sino a un par de kilómetros escasos del Camp Nou.

No se basa Pochettino en sospechas, sino en un sinfín de variables sobre habilidades, circunstancias condicionales y situación emocional de su plantilla, que una vez ordenadas se llenan de sentido. Pueden el hispanoargentino y su staff controlar a través de una pantalla desde la llegada de sus futbolistas cada día a las instalaciones deportivas antes de entrenarse, para intuir quién aparece con sueño o con una actitud más viva desde primera hora, hasta determinar en función de los gustos de cada cual si les apetecerá tomar un batido nutricional con sabor a vainilla o fresa.

Y, por supuesto, saben si determinado jugador es propenso a una lesión en concreto, si por sus cargas corre riesgo de romperse y cómo cambiarlas, o si existe alguna rutina en su vida que precisa potenciar o variar. Dicho de otra manera, un cóctel de parámetros objetivos y subjetivos en sus manos para optimizar el rendimiento hasta límites insospechados: «Los tres centímetros que separan el que la punta de la bota llegue o no a rematar a gol«.

Soccer System Pro es el ‘software’ que se esconde tras esta aplicación quirúrgica del fútbol, por el que Pochettino se interesó hace unos meses, antes incluso de haber firmado por el PSG, y que se ha llevado hasta el Parque de los Príncipes, como antes habían hecho ya clubes tanto de LaLiga, casos de Atlético de Madrid, Villarreal, Valencia, Betis, Real Sociedad, Espanyol, como de medio planeta: Watford, Girondins de Burdeos, Guangzhou Evergrande, Videoton de Hungría o, mucho más recientemente, la selección de Polonia.

Gregori Ortanobas, CEO y fundador de MDM Systems, la empresa nodriza de esta herramienta, trabajaba ya en el mundo de la ingeniería hace una década cuando pensó en la conveniencia de su uso en el fútbol. Y, aunque tardó cinco años en convencer a su primer cliente, hoy la oficina de la Gran Vía de les Corts Catalanes rebosa algoritmos. Pero no de cualquier manera. «Huimos de la erótica del Big Data. No solo se trata de saber si fulanito se lesiona, sino de hacer una interpretación científica. De nada sirve tener los 200 datos que te puede brindar un GPS si con ello no solucionas problemas», advierte en declaraciones a AS. Y resuelve: «La inteligencia artificial cambiará el paradigma de la investigación; en el fútbol y en cualquier campo».

Con su control sobre cualquier situación, puede Pochettino en los días previos al Barcelona cambiar los entrenamientos de cualquier jugador, su plan semanal, la recuperación, puede incluso modificar el contenido de sus charlas en función de qué motiva a cada futbolista.

Porque la herramienta funciona con una perspectiva de 360 grados, en ella vierten sus parámetros y sus conclusiones desde los técnicos a preparadores físicos, readaptadores, médicos, psicólogos o nutricionistas. Tanto puede haber información sobre un perfil anímico como del perímetro muscular de una pierna, pasando por la hidratación o los análisis de sangre, saliva u orina. O, en estos tiempos, ajustando el trabajo en casa de un jugador que haya dado positivo en COVID-19. Y, en todos los casos, más afina conforme más amplio va siendo el historial. Ideal para situaciones como la de Ángel di María, martirizado a lo largo de su carrera por lesiones musculares, como la que padece actualmente.

«Al final, se trata de ayudar tanto a los entrenadores que, una vez aplicado todo el conocimiento, solo les quede decirles a los jugadores ‘salid y disfrutad’, al estilo de Johan Cruyff, porque todo lo demás estará más que hecho». El próximo paso de MDM Systems, con sus nueve empleados en la Ciudad Condal más otros colaboradores externos, consistirá en «democratizar» la herramienta. En acercar Soccer System Pro al fútbol ‘amateur’. Y en profundizar en los clubes desde la cantera. Mientras tanto, seguirá constituyendo el arma secreta de Pochettino, su laboratorio de ideas, para enfrentarse con el Barça.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: