Bombazo: Barty, número uno, tira un 6-1 y 2-0 ante Muchova

bombazo:-barty,-numero-uno,-tira-un-6-1-y-2-0-ante-muchova

Bombazo: un año más, Ashleigh Barty no podrá ser profeta en su tierra. La jugadora nacida en Ipswich hace 24 años, actual número uno del mundo, fue eliminada este miércoles de manera increíble en los cuartos de final del Open de Australia por la checa Karolina Muchova, que se transformó totalmente tras ser atendida por los médicos del torneo cuando perdía por 6-1 y 2-0 en el segundo set. La checa de 24 años y 27ª del ranking, se clasificó para su primera semifinal de Grand Slam gracias a un parcial de 12-3 con el que venció por 1-6, 6-3 y 6-2 en 1h:57. «Me sentía perdida, me daba vueltas la cabeza y tuve que pedir ayuda», dijo la tenista que se enfrentará el viernes a la la estadounidenses Jennifer Brady, que se impuso a su compatriota y amiga Jessica Pegula por 4-6, 6-2 y 6-1 en un partido feo y con muchos errores (61 entre las dos).

Barty, que estuvo un año sin jugar por su prudencia ante la pandemia del coronavirus,  volvió a decepcionar a sus paisanos, que no pudieron animarla en la Rod Laver Arena, la pista central que mañana volverá a albergar espectadores, ya que está confirmado que el confinamiento decretado por el estado de Victoria terminará en la medianoche del miércoles y que se permitirá el acceso restringido de público a los espectáculos deportivos.

Ashleigh, campeona de Roland Garros en 2019, llegó a la penúltima ronda el año pasado en Melbourne y hace dos se quedó en cuartos, como le ha sucedido esta vez. Su pinchazo es mayor si se tiene en cuenta que al ser una jugadora local no tuvo que pasar cuarentena, mientras que Muchova fue una de las tenistas que padeció un confinamiento severo de 14 días, en los que no pudo entrenarse, por haber estado en contacto con un caso positivo en COVID.

Inesperado

Nadie vio venir ni el apagón absoluto que sufrió Barty ni la fantástica reacción protagonizada por Muchova, exponente de la rica escuela checa, que no deja de dar buenas tenistas. La aussie, que ganó en el duelo que protagonizaron ambas en el US Open de 2018, se vino totalmente abajo después de que su rival fuera atendida por esos mareos que no le habían dejado competir en igualdad de condiciones en el primer set y el inicio del segundo. Ninguna de las dos había cedido ni un set en las cuatro primeras rondas. A Barty no le ayudó ni el saque, ni su revés cortado ni su habitual precisión, ya que acumuló 37 errores no forzados. «Un día duro, sin duda. Me hubiera encantado haberlo hecho un poco mejor. Sí, hoy no fue mi día. Volveremos al trabajo y seguiremos intentando crecer para mañana», dijo la líder del ranking.      

Calendario y resultados.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: