El muro de Nervión se pone a prueba ante Haaland

el-muro-de-nervion-se-pone-a-prueba-ante-haaland

La Champions League regresa esta noche a un Ramón Sánchez Pizjuán al que la pandemia privará, una vez más, de otra noche mágica de tantas que se acumulan desde hace un año (sigue el partido en directo en AS.com). Y lo hará con la visita de todo un Borussia Dortmund, que pisa de nuevo un escenario en el que hace poco más de una década hincó la rodilla empatando a dos goles y quedando apeado de la fase de grupos de la Europa League. Aquel equipo alemán estaba entrenado por Klopp y tenía en sus filas a Lewandowski, Götze o Sahin, mientras que el Sevilla iniciaba una de sus escasas travesías en el desierto en el presente siglo.

Hoy, los papeles están cambiados hasta el punto que se considera favorito al Sevilla, que sólo ha pasado los octavos de la Champions en dos ocasiones en su historia, en detrimento de todo un campeón del mundo como el Borussia Dortmund. Pero la trayectoria reciente es definitiva, puesto que los de Lopetegui acumulan nueve victorias consecutivas en las que sólo han encajado un gol. El muro de Nervión, que cimentan Bono, Koundé, Diego Carlos y Fernando, parece una fortaleza inexpugnable que afronta la amenaza de uno de los mejores arietes de Europa: Erling Haaland.

Porque el Borussia Dortmund es, en estos momentos, un gigante con pies de barro. Al poderío ofensivo de los alemanes se le contrapone una debilidad defensiva que provoca que acumule ocho partidos sin dejar su portería a cero. Pero arriba la dinamita es de la pólvora más pura, puesto que a Haaland lo acompañan Reyna y Sancho, dos versos sueltos de cuya inspiración dependen gran parte de las opciones alemanas. Atrás, la cuesta abajo de Hummels, muy lejos de ser el de antaño, ejemplifica una fragilidad inaudita para un equipo que contradice el tópico de la firmeza de los equipos teutones.

Los laterales diestros de ambos equipos también acaparan la atención. El Sevilla espera a un Jesús Navas que se ha perdido los últimos cuatro partidos acumulando más de dos semanas de baja por sus molestias en la cadera. En el Borussia, Terzic sí recupera al belga Meunier tras superar sus problemas de rodilla.

El sorteo desató la ilusión en Nervión puesto que se evitaron cruces contra primeros de grupo mucho más potentes, aunque desde el club se quiso templar los ánimos. Desde entonces, el Sevilla se ha disparado y las dudas han envuelto al Borussia Dortmund, pero en el Sánchez Pizjuán recuerdan que en anteriores cruces de octavos en los que su favoritismo era claro, como contra Fenerbahce, CSKA Moscú o Leicester, la caída fue estrepitosa. Y el Borussia de Haaland, pese a sus horas bajas, no deja de ser una importante amenaza para el muro de Nervión.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: