La pareja Piqué y Lenglet regresa 87 días después

la-pareja-pique-y-lenglet-regresa-87-dias-despues

Hacía 87 días que Gerard Piqué y Clément Lenglet no jugaban juntos. Desde la derrota ante el Atlético de Madrid (1-0) en el Wanda Metropolitano en LaLiga que no volvían a coincidir en un once. Ese día, Piqué abandonaba el campo visiblemente cojeando y con cara de preocupación, que posteriormente se vio confirmada tras conocer el diagnóstico: esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y rotura parcial del cruzado anterior de la rodilla derecha, con un pronóstico oficioso de tres a cuatro meses si no pasaba por el quirófano.

Durante el tiempo que ha estado de baja, no ha sido Lenglet quien ha comandado la defensa, sino un central que la temporada pasada estaba jugando en el filial y hace dos años aún en Uruguay: Ronald Araújo. Gracias a su contundencia, velocidad, potencia y esfuerzo, el charrúa no sólo consiguió convencer a Ronald Koeman sino que empezó a ganar galones en el equipo, para convertirse en el puntal de la defensa. Sin embargo, una lesión fortuita hace poco más de una semana le dejó con un esguince de grado dos en el tobillo izquierdo, del que todavía se está recuperando.

El otro central del primer equipo, Samuel Umtiti, ha demostrado con creces que no está para las grandes citas, con errores imperdonables y una preocupante falta de velocidad, evidenciando que su decisión de no operarse de la rodilla izquierda en el verano del 2018 ha sido el más grave error de su carrera. En cambio, Óscar Mingueza, un defensa proveniente del filial, sí que ha ofrecido brotes verdes a lo largo de la temporada, tanto a la hora de ocupar la posición de central, como la de lateral derecho, cuando las circunstancias del equipo se lo han exigido.

Koeman ha apostado ahora por la pareja de centrales titular esta temporada para el regreso de la Champions. Una apuesta fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que Piqué llega con poco más de tres entrenamientos con el grupo, tras haber estado más de dos meses y medio en el dique seco, y con Lenglet ofreciendo muchas dudas en su juego, agravadas por un estado físico desconcertante por culpa de unas molestias en la rodilla derecha.

También Sergiño Dest aparece en el once para jugar ante el PSG. En el caso del defensa estadounidense se trata de una titularidad cantada: Koeman ha ido preparando el terreno las últimas semanas para que Dest se presente a este partido en las mejores condiciones posibles, teniendo en cuenta sus recurrentes molestias musculares, que le han impedido jugar con regularidad en este último tramo del curso. A Dest, en principio, le tocará vigilar al hombre más peligroso del PSG, Kylian Mbappé.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: