Otra vida para el Espanyol

otra-vida-para-el-espanyol

Inspira, espira y ve el mundo de otra manera hoy el Espanyol, que ante el Mallorca logró una victoria más que balsámica. Un triunfo que le vuelve a situar en el meollo, en la encarnizada pelea por el ascenso directo que tiene al Almería como tercero en discordia, que rompe con una nefasta racha de tres jornadas sin ganar y que devuelve a la afición la fe en su equipo y a la plantilla, la tranquilidad de saber que el camino que estaba trazando era el correcto. Al menos en estas 25 primeras jornadas, que no es poco.

La piña con la que los futbolistas celebraron la victoria en Son Moix, a pesar de que no gustó al bermellón Dani Rodríguez –criticó, aún a pie de campo y con las pulsaciones altas, que los pericos lo estuvieran celebrando como si ya fueran campeones–, fue la expresión del alivio que causó el 1-2 y refuerza esa convicción en que el plan de Vicente Moreno es el adecuado. «Hicimos lo que veníamos haciendo en la primera vuelta, jugando bien pero siendo fuertes atrás y aprovechando las que tuvimos, que en Segunda es lo que cuenta», recapituló Sergi Darder, uno de los jugadores que mejor despliega y explica el fútbol de la plantilla. A su juicio, la eficacia fue la principal diferencia entre el triunfo de Mallorca y los tropiezos frente a Girona, Rayo Vallecano y Lugo.

Con el pragmatismo por bandera, y con Javi Puado izando en este tramo de campeonato la bandera del liderazgo que durante la temporada han ido enarbolando diferentes compañeros –Raúl de Tomás, Adrián Embarba, Nico Melamed o Diego López–, en realidad le sigue faltando al Espanyol parte de la solidez que sí tuvo en la primera vuelta y que, en Son Moix, tuvo que compensar el portero con dos bravas intervenciones. El resultado sí sirve para seguir añadiendo cemento, ahora sin tanto ruido alrededor, como reconocía el propio Darder: «Estos tres puntos son importantísimos, no ya solo por la clasificación, sino por las dudas que pueda tener la gente».

Y, más que dudas, lo que tiene el equipo ahora es la proyección de enlazar otra buena dinámica. Como la que llegó después de un tramo igual que el que han sufrido en este inicio de 2021, cuando enlazaron los pericos tres jornadas sin ganar frente a Fuenlabrada, Girona y Leganés. Entonces, lo siguiente fueron cinco victorias consecutivas, con Zaragoza, Cartagena, Sporting, Logroñés y Almería como víctimas.

Ahora, el reto empieza por el Sabadell, el domingo en el RCDE Stadium, con un ojo puesto toda la semana en un Almería que el miércoles recupera su encuentro aplazado en Butarque y el domingo visita al Mallorca. Dicho de otro modo, puede el Espanyol abandonar la zona de ascenso directo a mediados de semana, del mismo modo que puede acabar estos siete días recobrando el liderato de Segunda. Pero siempre con los ánimos recuperados. Una nueva vida.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: