1×1 del Atlético: solo Lemar puso algo de picante al ataque

1×1-del-atletico:-solo-lemar-puso-algo-de-picante-al-ataque

El Atlético salió en Bucarest con la clara misión de frenar la sangría goleadora en contra de los últimos partidos. Pese a la gran cantidad de jugadores ofensivos que situó Simeone, la capacidad de sacrificio de Llorente, Lemar, Correa y compañía consiguió que el equipo no se partiese, pero faltó que pudiesen aparecer en ataque. De partida en ataque, el Atlético formó con una defensa de cuatro, con Hermoso tirado al lateral izquierdo y Llorente al derecho; en defensa pasaba a una línea de cinco con tres centrales y Llorente y Lemar de carrileros. Correa tirado a banda derecha para frenar las acometidas de Marcos Alonso. Un balón suelto en el área se convirtió en el gol de Giroud, que parecía en fuera de juego pero el balón llegaba de Hermoso. El Atlético solo buscó atacar con el marcador en contra, pero fue insuficiente y se complica el pase a cuartos.

Oblak: Octavo partido seguido encajando gol, en esta ocasión con un remate de chilena de Giroud en un fantástico gesto técnico. Como le viene pasando últimamente, vio como perforaban su meta sin haber recibido prácticamente disparos. Buena mano para evitar que Werner ampliase el resultado. 

Savic: Volvió tras perderse el partido ante el Levante por sanción y hoy en día es capital en la defensa del Atlético. Siempre seguro, sin concesiones. Concreto, cada balón peligroso que cayó por su zona lo despejó sin contemplaciones. Cubría la espalda de Marcos Llorente con la idea de frenar a Werner antes de que pudiese encararle con velocidad. 

Felipe: Se le nota mucho más cómodo cuando ejerce cerrando la línea de centrales o formando pareja atrás, sin tener que salir tanto de sitio como le ocurría cuando jugaba por Hermoso en el perfil izquierdo. Fuerte en el cuerpo a cuerpo, bien por arriba y seguro con balón, está mejorando a pesar de que el Atleti sigue encajando. 

Hermoso: Muy importante en el sistema táctico de Simeone por la posibilidad que le da con su polivalencia de poder caer a banda izquierda para situarse prácticamente como lateral en ataque y cerrar la línea de tres centrales en defensa. Muy serio atrás, trató de despejar un balón que cayó de forma bombeada a Giroud y se convirtió en el gol del Chelsea, ya que el VAR dictaminó que su toque cortaba el fuera de juego del francés.

Llorente: Lateral derecho en ataque de partida, ya solo queda un partido para que Simeone recupere a Trippier y deje de necesitar mover a su comodín a una posición tan incómoda. En defensa su misión era la de tapar a Werner y ayudar a Savic, que formaba una línea de tres centrales junto a Felipe y Hermoso, en el perfil derecho. El equipo pierde muchísimo en el medio y en ataque sin él, pero no había otro para jugar de garantías en defensa en la derecha. Tuvo que cometer una falta de amarilla para evitar una contra que generaba una pérdida cuando era prácticamente el último hombre. Llorente no es Llorente en esa posición. 

Lemar: Interior izquierdo en ataque, pasaba a jugar como carrilero en defensa para ayudar atrás a Hermoso, con un enorme desgaste físico en su juego. Está muy fino y ha vuelto bien del coronavirus. Siempre ofreciéndose como una solución para sus compañeros a la hora de sacar el balón y sin ahorrarse ninguna carrera atrás. Pudo aprovechar un centro de Suárez al segundo palo para abrir el marcador, pero su remate forzado se marchó fuera. Fue el jugador que más intentó aportar cosas diferentes en ataque y liderar la búsqueda del gol colchonero.

Correa: Mucho trabajo del argentino, que en ataque sí aparecía en una posición más ofensiva, pero en defensa tapaba la banda derecha por delante de Llorente para evitar las subidas de Marcos Alonso. Entró poco en juego, doblando siempre la jugada por la banda pero sin recibir a penas, sin embargo su trabajo oscuro fue constante.

Saúl: Junto con Koke, mandaba cuando tirar la presión más arriba, y estuvo a punto de robar a Mendy nada más comenzar para abrir el marcador. Ejerciendo de pivote, era el jugador que cerraba el medio cuando Koke subía la línea de presión, quedándose siempre como el centrocampista posicional. Pero le faltó poder generar más en ataque, con el equipo muy metido atrás. El físico del Chelsea se fue imponiendo en la segunda mitad, donde los Mount, Werner y compañía pudieron correr.

Koke: El capitán trató de cerrar los huecos en el medio cuando atacaba el Chelsea. Koke formó pareja en el pivote con Saúl, saltando a la presión cuando veía la opción de robar en campo rival y replegando al equipo cuando los ingleses tenían la posesión controlada. Trató de dar pausa al equipo, pero participó poco con balón y eso el Atlético lo nota demasiado. Lleva unos partidos menos brillante en la salida de juego, algo dramático.

João Félix: Partido complicado para el portugués, corriendo muchos minutos detrás del balón en una faceta en la que se siente menos cómodo. Cuando el Atlético intentó salir por su perfil le costó recibir de espaldas y girarse. En la segunda mitad sí pudo ir dejando sus píldoras de calidad con algo más de continuidad, intentando el gol con una tijera en el área. Forzó la amarilla para Mount y Jorginho gracias a sus conducciones, pero participó muy poco.

Luis Suárez: El uruguayo apareció poco jugando tan lejos del área. Intentó bajar balones de espaldas para dar salida al equipo. Buen centro para Lemar que pudo convertirse en el primer gol rojiblanco. No consiguió rematar un centro desde la derecha cuando estaba en boca de gol. Jugar en campo propio lastra mucho al uruguayo, sin esa punta de velocidad. Sigue sin estrenarse en Champions como rojiblanco y en estos últimos partidos se le ve físicamente más apagado ante la concentración de minutos.

Triple cambio en el 80′

Torreira: Suplió a Saúl para dar fuerza al medio como pivote. Apenas pudo hacerse con el esférico y otorgar de una mejor salida al equipo.

Dembélé: Segundo partido del francés como rojiblanco, entrando al igual que contra el Levante con el resultado en contra. Buscó ganar balones aéreos y tirar desmarques cayendo a banda, pero apenas le vieron. 

Lodi: Su entrada en el lateral izquierdo desplazó a Lemar a una posición más ofensiva. Pero enfrente salió entre otros Ziyech, mostrando el poderío del Chelsea desde el banquillo, por lo que no subió en exceso la banda.

Vitolo: Entró por Hermoso para situar definitivamente una defensa de cuatro y colocarse como interior izquierdo. El canario no cambió el ritmo del partido ni del equipo.

Continuar Leyendo en As.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: